Dorada al horno con patatas

martes, febrero 19, 2013

Hoy vamos a preparar pescado al horno. En concreto, vamos a hacer una dorada que he comprado en el mercado y que tiene una pinta buenísima.

La dorada es un pescado típico de nuestras costas y que aquí en Cádiz se encuentra con facilidad en el mercado, tanto salvaje como de piscifactoría. Si se puede elegir, la salvaje es más sabrosa y menos grasa, debido a su alimentación más variada y a su estilo de vida más activo.





A la hora de asar un pescado tenemos que tener en cuenta dos cosas:
  • El grosor del pescado, que determina el tiempo que tarda en alcanzar en el interior la temperatura de coagulación de las proteínas (momento en que la carne se vuelve blanca y opaca), punto que apenas debemos superar si queremos un pescado jugoso.
  • El acompañamiento, que generalmente necesitará más tiempo de cocción que el pescado, por lo que no podremos ponerlos a la vez en el horno a no ser que lo sometamos a una precocción.

INGREDIENTES (4 PERSONAS)

  • Una dorada de  800 gramos - 1 kilo
  • 500 gramos de patatas
  • 2 pimientos
  • 1 cebolla pequeña
  • Medio limón
  • Pimienta
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • Vino blanco de guiso (yo uso vino fino de Montilla)
Si, ya se que faltan los pimientos...


PREPARACIÓN

1. Pelamos las patatas y las cortamos en rodajas gruesas, como de medio centímetro, para que aguanten el paso por el horno sin deshacersa. Las freimos en abundante aceite durante unos cinco minutos. Lo que queremos es empezar a hacerlas para terminarlas en el horno junto al pescado. Las escurrimos bien y las ponemos sobre papel absorvente.

2. Lavamos los pimientos y los cortamos en tiras de 1 cm a 1,5 cm de grosor. Pelamos y cortamos las cebollas a lo largo en tiritas. Freimos los pimientos y las cebollas unos tres minutos. Los escurrimos bien y los ponemos sobre papel absorvente.

3. En una fuente para horno preparamos una "cama" para el pescado,. con una capa de patatas, luego las cebollas y finalmente las tiras de pimiento, tal como se ve en la imagen. Salpimentamos al gusto. Añadimos 100 ml de vino blanco y 50 ml de agua al fondo de la fuente, esto proporcionará a la guarnición un medio líquido que evitará que se seque y sobre todo (dado que el agua no pasará de 100 grados), evitará que se queme con los 180 grados del horno.


4. Si no lo ha hecho el pescadero, limpiamos el pescado, lo destripamos y desescamamos. En el lomo del pescado que quedará hacia arriba hacemos dos cortes, cortamos varias rodajas de limón, las cortamos por la mitad y las introducimos en los cortes, en las agallas y en el vientre del pescado, con esto conseguiremos dar un matiz muy agradable al sabor, permitiendo que le calor entre mejor al interior del pescado y protegiendo las zonas expuestas de un secado excesivo.
Ponemos el pescado sobre el lecho de patatas, cebolla y pimientos, lo salpimentamos y lo rociamos con un chorrito de aceite.



5. Precalentamos el horno a 180 grados, cuando esté listo, metemos el pescado unos 25 minutos. El aspecto final debe ser algo así:



6. Retiramos los trozos de limón y comprobamos que el pescado está bien hecho, levantando con cuidado con un cuchillo la carne y viendo si se desprende perfectamente de la espina central. (si no es así, otro ratito al horno)



COMENTARIOS 

La dorada es un pescado blanco de carne compacta, sabrosa y ligera que, por su bajo contenido en grasa, se considera óptima para dietas de adelgazamiento (eso si, sin las patatas...). Es un pescado fácilmente digerible y entre sus virtudes nutricionales destaca un alto contenido en proteínas de alta calidad (18%), ácidos grasos omega-3 y omega-6 (ideales para personas con problemas cardiovasculares), vitaminas, sobre todo del grupo B y minerales como el fósforo y el calcio.

La receta que se presenta es muy equilibrada desd el punto nutricional, y combinada con una ensalada o, en verano, de un gazpacho, cubre todas las necesidades. Tiene un coste por comensal de menos de 3 euros, y se tarde poco más de una hora en prepararlo.

Pero lo mejor es que estaba de muerte, el pescado, con una carne firme y un sabor delicado y las patatas, cremosas e impregnadas del sabor del pescado, las cebollas y los pimientos.

También te gustará

3 Comentarios

  1. Muy rico y muy bien explicado. Tiene una pinta buenísima.

    Ana

    ResponderEliminar
  2. Toda la receta esta perfectamente explicada y la boca se me aguo rápidamente jeje, pero yo pienso que unas rodajitas de tomate al asiento le podría dar algo mas de sabor, no?. De todas formas muy bueno y gracias.

    ResponderEliminar
  3. Hola yo de lo último que he probado ha sido el rodaballo de vivero pelado y fileteado. Primero se pela luego se filetea y se cocina así sin espinas y sin piel frito está riquísimo.

    ResponderEliminar

Si tienes algo que comentar hazlo libremente, eso si, se respetuoso, especialmente con los usuarios de este blog.
Sería bueno que te identificaras, es muy fácil, escribe tu comentario y en el desplegable ve a la opción nobre/url, elige el nombre que te guste y deja la casilla url en blanco...

Subscribe